El REAF publica su estudio anual sobre Renta y Patrimonio

portada

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) presentó el pasado 20 de abril la trigésimo tercera edición del documento técnico “Declaración de Renta y Patrimonio”, en el que repasa las novedades normativas, doctrinales y jurisprudenciales de estos impuestos, detallando las especialidades que la normativa establece y analizando las posibilidades de deflactar las tarifas y de indexar otros parámetros del IRPF.

 

Según el presidente del Consejo General, Valentín Pich, “es razonable tener en cuenta la subida nominal de rentas y la inflación en un impuesto progresivo como el Impuesto sobre la Renta”. Pich considera, no obstante, que “la adaptación de nuestro IRPF –en lo que concierne a las tarifas y a otros parámetros– al nuevo escenario inflacionista es una decisión que ha de tomarse teniendo en cuenta que, tarde o temprano, habrá que embridar el déficit de las cuentas públicas, sobre todo cuando es previsible que la financiación de la deuda pública se vaya encareciendo por la política más estricta que anuncian los bancos centrales”.

Por su parte, Agustín Fernández, presidente del REAF, resaltó que “en una sociedad tan envejecida como la nuestra es inevitable tener en cuenta a los mayores a la hora de considerar las circunstancias personales y familiares de los contribuyentes del IRPF, que es un impuesto personal y subjetivo”.

Asimismo, en la presentación han desgranado una parte de las 90 Recomendaciones de cara a la presentación de las autoliquidaciones de Renta y Patrimonio, resaltando aspectos novedosos, cuestiones que no se pueden olvidar o posibilidades para pagar solo lo que corresponde y no más. De entre ellas todas, cabe destacar las siguientes:

 

  • Si es mayor de 65 años y ha transmitido en 2021 cualquier bien o derecho, obteniendo una ganancia patrimonial en dicha transmisión, no olvide que la reinversión del importe obtenido, en los seis meses siguientes, en una renta vitalicia, con un máximo de 240.000€, le puede hacer que dicha renta no tribute. En caso de que haya transmitido su vivienda habitual, generando una ganancia patrimonial, debe saber que no tiene que tributar por ella, y sin necesidad de reinvertir.

 

  • A la hora de deducirse la amortización de un inmueble alquilado, le conviene asegurarse de que la suma de las amortizaciones de todos los años anteriores no ha rebasado el límite del valor de adquisición de la construcción porque, si es así, y en 2021 sigue amortizando, le podrán regularizar esta situación.

 

  • Si ha vendido o permutado monedas virtuales en 2021, deberá tributar por una ganancia o pérdida patrimonial a integrar en la base del ahorro. Las comisiones de compra y de venta pueden tenerse en cuenta a efectos de la determinación de los valores de transmisión y de adquisición. La comisión pagada en la venta constituye menor valor de transmisión, y la comisión pagada en la compra constituye mayor valor de adquisición.

 

  • Si es empresario o profesional y puede cumplir sus obligaciones contables llevando solo libros registros fiscales, puede optar por el criterio de caja marcando una casilla de la declaración. En ese caso, el criterio le vinculará durante tres años.

 

  • En el Impuesto sobre el Patrimonio, a la hora de valorar una cuenta bancaria, en el saldo medio del último trimestre no se olvide de excluir el importe que sacó de la misma, antes de fin de año, para adquirir un bien o derecho que tenga que incluir en la base de la declaración.

 

El Documento íntegro se encuentra a disponible en la Biblioteca Web (carpeta Fiscalidad) para su consulta y/o descarga.