El REAF publica su anual estudio sobre Renta y Patrimonio

Documento Renta y Patrimonio

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) presentó el pasado 15 de abril la trigésimo segunda edición del documento técnico “Declaración de Renta y Patrimonio”, en el que se analizan las novedades estatales y autonómicas de esta campaña de 2020, las novedades para 2021 y los criterios de doctrina y jurisprudencia que pueden tener que aplicarse.

En la presentación han aprovechado para apuntar una docena de líneas para la inevitable reforma tributaria que se habrá de producir en el medio plazo. Según el presidente del Consejo General, Valentín Pich, “a la hora de hablar de la reforma fiscal, siempre se hace alusión a que la presión fiscal en España está entre 7 y 8 puntos del PIB por debajo de la media europea, por lo que algunos creen que cabría incrementarla”. A este respecto, Pich considera que “quizá esta menor presión fiscal no sea debida a que en nuestro país se paguen menos impuestos, sino a que, entre otras variables, el número de cotizantes es muy inferior al del resto de países de la UE, por lo que sería deseable que la reforma fiscal fuera encaminada a incentivar la actividad económica y la creación de empleo”.

Para solucionar el problema de la excesiva litigiosidad y retraso en la resolución de los conflictos fiscales, Agustín Fernández, presidente del REAF y secretario General de nuestro Colegio, propuso “dotar de más medios a los Tribunales Económico-Administrativos y establecer sistemas de mediación para resolver determinados procedimientos de revisión tributarios”.

De entre las 25 recomendaciones que hace el REAF para elaborar la declaración, cabe destacar las siguientes:

 

  • Si en años anteriores dejó exenta la prestación por desempleo percibida en pago único, y en 2020 ha incumplido el requisito de mantener la actividad 5 años, no olvide integrar en esta declaración el importe de la prestación.
  • Si tiene un derecho de crédito que no ha cobrado, podrá imputar la correspondiente pérdida en la base general si a 31 de diciembre de 2020 ha transcurrido al menos un año desde el inicio del procedimiento judicial para cobrar.
  • Vivienda alquilada parte del año: tendrá que imputar renta por el período sin arrendar y no serán deducibles los gastos proporcionales al mismo, salvo los de reparación y conservación destinados a preparar el inmueble para su posterior arrendamiento.
  • Empresario o profesional en estimación directa simplificada o actividad no mercantil: puede optar por el criterio de caja marcando la casilla correspondiente en la declaración. En ese caso, el criterio le vinculará durante 3 años.
  • Intereses de demora: cuando la Administración tributaria se los paga por ingresos indebidos, no debe declararlos al estar no sujetos, porque tienen carácter indemnizatorio.

El Documento íntegro se encuentra a disponible en la Biblioteca Web (carpeta Fiscalidad) para su consulta y/o descarga.